You are here

  • Sharebar

Desreguladas Las Transacciones En Los Cajeros Automáticos Independientes

CAPITOLIO -- Griselle Morales, asesora legal de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), apoyó, esta mañana, la determinación de la Comisión de Asuntos del Consumidor y Servicios Públicos Esenciales del Senado, presidida por la senadora Evelyn Vázquez Nieves, de convertir en ley el Proyecto del Senado 190, que busca regular los cajeros automáticos independientes en Puerto Rico. Pues, al presente, y según la investigación pertinente, no existe regulación alguna para poner unos topes a los cargos que se les imponen a los usuarios al solicitar determinado servicio cuando está fuera de la red o institución bancaria a la que pertenece.

“En Puerto Rico estamos viviendo unos momentos de grandes retos económicos, por lo que estamos recabando la ayuda del Gobierno para que fiscalice las transacciones y la seguridad de los cajeros automáticos independientes. Porque, en la actualidad, estas máquinas se encuentran desreguladas. En este sentido, los datos no son confiables y hasta ponen en duda la seguridad de los usuarios”, manifestó la senadora del Distrito Mayagüez-Aguadilla, Evelyn Vázquez Nieves, quien estuvo secundada por el también senador, doctor Carlos Rodríguez Mateo.

De acuerdo con la legisladora del Partido Nuevo Progresista (PNP), muchas veces, los cargos que se les imponen a los consumidores son más que abusivos. Pues, se han reportado casos en los que los dueños de las mencionadas máquinas independientes han llegado a cobrar un cargo de hasta $25.00 por transacción.

“Ya es hora de que le pongamos el cascabel al gato, pues el Gobierno debe asegurarse de que los servicios sean justos al consumidor”, agregó el senador Rodríguez Mateo.

En la actualidad, el consumidor no se encuentra protegido. “La OCIF no regula el resto de los cajeros automáticos independientes que existen en el País. La seguridad de los cajeros automáticos de los bancos de Puerto Rico y de los nacionales está, actualmente, reglamentada por estatutos federales y estatales. La proliferación de cajeros automáticos que no están reguladas por agencias estatales o federales, han creado una preocupación genuina en nuestra ciudadanía”, indicó la representante de la OCIF.

La posición de la entidad es que es necesario establecer un registro para los cajeros automáticos independientes y q ue los mismos sean supervisados y examinados por una agencia local como la OCIF, de manera que no solo se verifique el cumplimiento con la reglamentación necesaria, sino que también los ciudadanos cuenten con un foro administrativo donde puedan acudir para solucionar situación alguna.

“Lo más curioso es que estas máquinas están catalogadas como máquinas expendedoras. Estas máquinas están sacando dinero de la propia tarjeta de los consumidores, o sea, de una cuenta personal. Hago un llamado a los consumidores a que sean bien cautelosos al momento de usar estas máquinas, mientras concluye la presente investigación”, sostuvo la Senadora, quien puntualizó que estas solo pagan un marbete de $10.00 anuales.