You are here

  • Sharebar

El Informe Cubano Sobre Desapariciones Forzadas

Redacción IPS Cuba
El Informe Cubano Sobre Desapariciones Forzadas
El informe cubano destacó la protección en el país a la infancia y la educación obligatoria hasta el grado nueve.
(Media credit: Jorge Luis Baños-IPS)
Cuba Presentó En Ginebra El Informe A La Convención Internacional Para La Protección De Las Personas Contra Las Desapariciones Forzadas.

HAVANA (IPS) -- Cuba defendió a inicios de este mes su informe ante el Comité contra la Desaparición Forzada en la sede de la Organización de Naciones Unidas de Ginebra, que evalúa el enfrentamiento nacional a este delito contra los derechos humanos.

Varios medios nacionales e internacionales hablaron sobre la presentación del texto, que aborda un problema poco conocido entre la población local, de 11,2 millones de habitantes.

Una desaparición forzada se define por tres elementos: la privación de libertad contra la voluntad de la persona interesada; la participación de agentes gubernamentales, al menos indirectamente por consentimiento; y la negativa a revelar la suerte o el paradero de la persona interesada.

La Convención internacional para la protección de todas las personas contra las Desapariciones Forzadas se firmó en 2006 y el 23 de diciembre de 2013 entró en práctica, garantizando así pasos significativos en los esfuerzos internacionales para sentar un marco jurídico común.

Según sus artículos, la desaparición forzada de personas está considerada por el derecho internacional como un delito de lesa humanidad. Ni el estado o amenaza de guerra, la inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública que clasifique como circunstancia excepcional, justifica la desaparición forzada de una persona.

Cuba fue uno de los países copatrocinadores de la resolución de la Asamblea General que aprobó esta Convención. Y figuró entre las naciones firmantes en la ceremonia solemne realizada en París en 2006. Actualmente manifiesta interés en sostener un diálogo provechoso y considerado con los órganos de tratados de derechos humanos de los que forma parte.

La Redacción IPS Cuba resume, a partir de reportes de prensa, detalles que trascendieron de la presentación y letra del informe, que aún no ha sido publicado en el sitio web del cubano Ministerio de Relaciones Exteriores.

-El documento fue presentado por Pedro Luis Pedroso, subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, quien en 2016 encabezó las conversaciones entre Cuba y Estados Unidos sobre derechos humanos como parte de la normalización de las relaciones bilaterales.

-Incluyó un resumen del marco normativo cubano que garantiza la protección integral de los ciudadanos, de conformidad con la Convención Internacional para la Protección de todas las personas contra las Desapariciones Forzadas.

-Resaltó que la legislación nacional establece garantías jurídicas básicas universalmente reconocidas para proteger los derechos humanos. Asimismo, permite resguardos materiales para su ejercicio, en los ámbitos civiles y políticos.

En Cuba están garantizadas la libertad e inviolabilidad de las personas, en tanto la ley sanciona severamente las conductas atentatorias contra la vida, la integridad física y la libertad de los ciudadanos.

Refiere la legislación cubana que toda persona investigada, sometida a juicio o detenida, requiere un trato justo en todas las fases del proceso, así como merece las garantías previstas por ley ante un tribunal de justicia competente, independiente e imparcial. De igual manera, se garantiza la comunicación del detenido con sus familiares y otras personas.

-Las desapariciones forzadas representan, además, una violación de diversos derechos de carácter económico, social y cultural para las víctimas y sus familiares. Entre ellos destaca el derecho a la protección y a la asistencia a la familia, al nivel de vida adecuado, el derecho a la salud y la educación.

Sobre este particular, la isla caribeña destacó su protección a la infancia y ocupación por la educación obligatoria hasta el grado nueve, así como por los servicios gratuitos de salud.

-Trascendieron cuestionamientos de especialistas de la convención a la estructura del sistema judicial cubano. Se señaló la necesidad de tipificar la desaparición forzada en Cuba como delito y de limitar la jurisdicción militar en este tipo de infracciones.

El código cuarto de la convención establece que cada Estado parte tomará las medidas necesarias para que la desaparición forzada sea tipificada como delito en su legislación penal, condicionante que se complejiza en el contexto cubano, en el cual no se reconocen actos como este desde que 1959 triunfó una revolución declarada socialista en 1961.