You are here

  • Sharebar

Largometraje Desentierra La Historia De Cubanas Sufragistas

Redacción IPS Cuba
Largometraje Desentierra La Historia De Cubanas Sufragistas
Yamila González, Marilyn Solaya y Julio César González Pagés, en el Café Wichy, espacio que ha sido programado los sábados 11 y 18 de febrero, como parte de la 26 Feria Internacional del Libro de La Habana.
La Nueva Producción Fue Anunciada Por La Realizadora Marilyn Solaya Y El Historiador Julio César González Pagés En Un Espacio De Debate.

HAVANA (IPS) -- La cineasta Marilyn Solaya emprende un nuevo proyecto cinematográfico para dar vida a las historias de sufragistas y feministas, que exigieron el derecho al voto en Cuba durante las primeras tres décadas del siglo XX.

El filme se llama Todas y tiene como referente fundamental el libro En busca de un espacio. Historia de mujeres en Cuba (Editorial Ciencias Sociales, 2003), del historiador Julio César González Pagés, quien será el asesor del audiovisual.

La directora de Vestido de Novia (2014) dio la noticia, el 11 de febrero, en el Café Wichy, un espacio de la 26 Feria Internacional del Libro de La Habana coordinado por el Centro Provincial del Libro y la Literatura y la Dirección de Cultura en la capital cubana, junto a la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (Riam).

Solaya aseguró que se concentrará fundamentalmente “en el debate surgido entre el partido feminista y el partido sufragista, aun cuando en ese contexto se intentaron revindicar otras cuestiones”.

A su juicio, “las diferencias entre ambos grupos fueron utilizadas y manipuladas por los gobiernos de turno para aplazar su acceso al voto”.

Agregó, además, que la cinta “pretende mostrar cómo los movimientos de mujeres lograron ponerse de acuerdo pese a sus diferencias”.

Para ello eligió “contar los sucesos ocurridos desde 1900 hasta 1936, cuando la primera mujer cubana pudo ejercer oficialmente el sufragio”, dijo.

La guionista y documentalista remarcó que “el proyecto es muy grande y requiere mucha investigación para crear una obra a la altura de las feministas y sufragistas cubanas”.

También subrayó que el filme “es muy simbólico, porque usualmente en el cine cubano y en todo el cine comercial eligen a la más bonita, la más delgada, de ojos más lindos para interpretar los personajes, pero esta película presentará a mujeres gordas, maduras, negras y muchas más que reflejan la diversidad”.

Por su parte, González Pagés manifestó que el proyecto “es también un homenaje a esa mitad invisible de la historia cubana, vilipendiadas en su tiempo y hoy apenas nombrada en productos comunicativos o investigaciones”.

Asimismo, resaltó que “los sucesos se abordarán con una mirada centrada en cómo esos derechos fueron conquistados por las mujeres y para nada otorgados por otras personas como se dice en ocasiones”.

“Ellas lucharon fuertemente por sus derechos, e incluso, muchas no tuvieron la oportunidad de disfrutarlos”, afirmó el catedrático y anfitrión del Café Wichy.

Entretanto, la vicepresidenta de la no gubernamental Unión Nacional de Juristas de Cuba, Yamila González, expresó que “los principales logros jurídicos de las mujeres cubanas en las primeras cinco décadas del siglo pasado coincidieron con momentos en que ellas se unieron”.

“Entre ellos estuvieron la ley que les permitía administrar sus bienes de manera independiente (1917) y la ley del divorcio vincular (1918), a través de la cual podían tener un nuevo matrimonio”, refirió.

De igual modo, indicó que en 1928 varios grupos de mujeres “se unieron en la Alianza Nacional, dirigida por Ofelia Domínguez (1894-1976), la primera mujer notaria del país y la autora de un texto llamado La situación jurídica de la mujer casada en Cuba, denuncia explícita a toda la hipocresía y el machismo expresado en las leyes del momento”.

Para ella, “otros hitos fueron la ley de la nacionalidad de la mujer casada en 1929, mediante la cual no perdían su ciudadanía después matrimonio, la eliminación del adulterio como delito en 1930 y la obtención del derecho a votar en 1934, aspecto que se hizo efectivo en 1936”.

La especialista en temas de género y derecho añadió que “ya en la Constitución de 1940, al menos en lo formal, se estipulaba la igualdad entre mujeres y hombres, con una asunción práctica mayor en 1950 con la Ley de Equiparación Civil y la aprobación de la patria potestad conjunta para madres y padres”.

El intercambio en el Café Wichy contó también la presencia de las actrices Isabel Santos y Amada Morado y el actor Pancho García, quienes integran el elenco de Todas.

Además, el espacio formó parte de las iniciativas de la Riam como parte de la Campaña Únete por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, impulsada por Naciones Unidas.